Número 130 - Septiembre de 2017
 
REPORTAJES
 
   
     
“NECESITAMOS UN ESFUERZO MUCHO MAYOR PARA CONSOLIDAR Y ESTABILIZAR EL SISTEMA BANCARIO”  
       
 
     
     
     
JÖRG ROCHOLL, PRESUDENTE DE LA ESMT DE BERLÍN Y MIEMBRO DEL CONSEJO DE SABIOS QUE ASESORA AL GOBIERNO ALEMÁN
 

DÍAS ANTES DE QUE LA PRIMERA ECONOMÍA EUROPEA VAYA A LAS URNAS, ESTE MIEMBRO DEL CONSEJO ASESOR DE MERKEL SE PRONUNCIA SOBRE LOS RETOS PENDIENTES:"OBSERVAMOS UNA RECUPERACIÓN DE LA ECONOMÍA EN LA EUROZONA, PERO QUEDAN MUCHOS PROBLEMAS, ENTRE ELLOS LA AMENAZANTE DEUDA SOBERANA Y LOS MUCHOS CRÉDITOS TÓXICOS EN LAS CUENTAS DE LOS BANCOS, QUE DIFICULTAN EL ÉXITO DE UNA POLÍTICA MONETARIA COMÚN"

   
    Foto: Marc-Steffen Unger  

TEXTO: LIDIA CONDE (FRÁNCFORT)

En su último informe de junio de 2017 el consejo asesor del Gobierno alemán, un organismo independiente al que pertenece Rocholl, recomienda a Berlín que siga en su línea de consolidación presupuestaria y que no financie los programas de inversión pública con deuda. En un dictamen anterior, de febrero de 2017, elogiaba el equilibrio fiscal y el reparto social del Estado alemán y pedía más políticas para favorecer la igualdad de oportunidades. El organismo entiende que los mejores instrumentos contra la desigualdad son una educación eficiente y un mercado laboral que funcione.

El BCE se prepara para frenar poco a poco sus compras de deuda. Esto afectará a economías como la española. Pero el banco central no es el único responsable de esta fase de tipos bajos, ¿no?

No. Los bajos tipos de interés se deben a una serie de factores. Los intereses reales, la diferencia entre los tipos nominales y la inflación, vienen bajando desde hace décadas. Un hecho que tiene que ver con los cambios registrados en el mundo entre oferta y demanda de capital. Mientras aumenta la oferta –porque crece el ahorro, sobre todo en los países emergentes-, cae la demanda de dinero. Por supuesto, el BCE también contribuye a esta situación de bajos tipos, pero con sus medidas genera a su vez grandes riesgos para la estabilidad financiera.

¿Cómo debería reaccionar Alemania a estos tipos bajos? ¿Con programas de inversión? ¿Apoya usted la política de consolidación financiera?

Debería seguir en su línea de estabilidad presupuestaria. Las deudas del Estado crecieron sin parar desde 1970. Desde entonces han pasado del 20% al 80% de su PIB. Ahora empiezan a descender, pero siguen estando por encima de los criterios de Maastricht. Por supuesto, es imprescindible invertir la situación. Pero hay que hacerlo en el margen del presupuesto disponible. Las razones para no pasarse de este margen y no financiar la inversión con deuda no son solo demográficas. Alemania pierde población, envejece y los sistemas sociales no aguantarán. Ese es solo uno de los riesgos financieros que la atenazan. En cualquier caso, deberá seguir aumentando sus inversiones en educación y formación y perfilarse como un país de inmigración para adelantarse a los cambios demográficos que nos amenazan.

“A veces no basta con crecer”, ha declarado Ben Bernanke, presidente de la Fed hasta 2014. ¿Cree usted también que hay que reconocer la idea de Trump de asumir la frustración de los americanos olvidados? ¿Cuáles son los verdaderos retos?

El presidente estadounidense ha apuntado un problema importante. La cuestión es que muchos expertos nos hemos centrado demasiado en el promedio de la población y no hemos visto lo que pasaba en los márgenes, que requiere un análisis transversal. Aun teniendo en cuenta que el libre comercio tiene efectos positivos generales, eso no significa que sea beneficioso para todos, es decir, para todas las personas y para todas las regiones. Ese es un aspecto que se deberá tener mucho más en cuenta ahora y en el futuro.

También Mario Draghi ha declarado que hay demasiados perdedores. ¿Qué pueden hacer los bancos centrales contra la desigualdad?

Deberían concentrarse en hacer su trabajo, preservar la estabilidad de los precios. Este mandato responde a un importante factor socioeconómico, pues la inflación devalúa y resta valor a los ingresos obtenidos y a los ahorros de la población. Son los ciudadanos con menos recursos quienes salen más perjudicados por la inflación, al no poder invertir tan fácilmente en acciones o en inmuebles.

Otro reto para la población menos cualificada profesionalmente es el proceso de automatización y digitalización de la economía. ¿El aumento de la productividad costará empleo?

Sí y no. Con seguridad se perderán determinados puestos de trabajo en algunos sectores si se quiere avanzar en productividad. Pero la experiencia hasta ahora nos enseña que se crearán también nuevos puestos en otros ámbitos. Por esta razón, el gran interrogante es si sucederá lo mismo en la fase de digitalización avanzada y con el incremento de la importancia de la inteligencia artificial. En cualquier caso surgirán nuevos retos sociales.

Uno de los factores de desigualdad en la UE es el desempleo. En su dictamen de febrero, el consejo económico de Merkel, del que usted forma parte, reclamó una política social que fomente la igualdad de oportunidades y de ascenso social mediante una eficiente política educativa y un mercado laboral efectivo. ¿Cuál es para usted la clave para crear empleo en el sur de Europa y en España?

España ha pasado por un duro proceso de adaptación y reestructuración. Sin embargo, el paro sigue siendo elevado, sobre todo entre los jóvenes. Por otro lado, observamos que la situación está mejorando. No hay alternativas. Lo que hay que hacer es sabido: desarrollar y apostar por los puntos fuertes de la economía del país y tener un poco de paciencia, pues una crisis de estas características no se supera de la noche a la mañana.

Aunque la UE no sea un club que financie solo Alemania, la realidad es que paga más que lo que recibe. ¿Cuáles son los límites de la solidaridad y de la compensación financiera entre países?

Europa es para Alemania mucho más que un club y mucho más que una necesidad económica. La integración de Alemania en Europa tras la segunda Guerra Mundial rompió con el lamentable pasado alemán y trajo paz y bienestar. Eso significa que la solidaridad de Alemania con Europa es en principio inmensa, pero no es incondicional. Por esta razón, cada vez que se ha aprobado un programa europeo de rescate y de ayudas, Alemania ha hecho hincapié en la importancia de que cada país asuma su propia responsabilidad.

La UE se encuentra mejor tras años muy difíciles. ¿Cuáles son hoy por hoy los grandes problemas y cómo conseguir una política económica común efectiva?

Es verdad que observamos una recuperación de la economía en la eurozona, pero queda muchos problemas. Entre ellos, el paro elevado, la amenazante deuda soberana, los muchos créditos tóxicos en las cuentas de los bancos, que impiden que se otorguen créditos y que se invierta. En mi opinión es precisamente este último punto lo que más dificulta una política monetaria común de éxito. Por esta razón, creo que necesitamos un esfuerzo mucho mayor para consolidar y estabilizar el sistema bancario.

El euro no ha permitido que se igualen los niveles de vida en Europa. Los expertos alemanes critican que cada país vaya por su lado y que no orienten sus políticas económicas y presupuestarias teniendo en cuenta las directrices de la UE sino sus cálculos políticos nacionales. El resultado es que se crece poco. ¿Cómo salimos de esta situación?

La responsabilidad es de los Gobiernos nacionales. Es lamentable que algunos Gobiernos necesiten que se les presione desde fuera para implementar las reformas necesarias. Por esta razón, sería deseable que fueran los mismos mercados financieros los que presionaran para que los Gobiernos se movieran. Algunos Gobiernos se han puesto las pilas cuando han subido los tipos y, por tanto, los costes de la financiación de la deuda del Estado. En definitiva, tampoco aquí veremos cambios sostenibles y duraderos de la noche a la mañana. Nos movemos muy poco a poco.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“EL MAB NO FUNCIONA, Y SI NO LO HACE NOS QUEDAREMOS ATRÁS”
 
ANTONIO ROMERO-HAUPOLD, PRESIDENTE DE AEMAB
Nº 134 de 1 / 2018

“EL MERCADO ALTERNATIVO BURSÁTIL –MAB– HA SUFRIDO UN parón EN 2017 POR LOS MALOS RESULTADOS DE LAS COMPAÑÍAS Y POR LOS FRENAZOS QUE SE HAN DADO... LAS EMPRESAS QUE QUIEREN SALIR A ESTE MERCADO NO ESTÁN CONSIGUIENDO INVERSORES PARA LAS RONDAS DE FINANCIACIÓN PREVIAS A LA SALIDA A BOLSA. PERO DINERO HAY. ES UN MOMENTO COYUNTURAL. Y LA CNMV DEBERÍA IMPLICARSE MÁS, DAR MAYOR SEGUIMIENTO"

 
“ES UN MISTERIO POR QUÉ TANTA INNOVACIÓN NO SE REFLEJA EN LA PRODUCTIVIDAD"
 
SUSAN ATHEY, CONSULTORA DE MICROSOFT Y CONSEJERA DE EXPEDIA, ROVER Y RIPPLE
Nº 134 de 1 / 2018

"IMAGINO QUE HAY MUCHOS BENEFICIOS QUE ESTÁN LLEGANDO A LOS CONSUMIDORES DE UNA FORMA QUE NO SE REFLEJA EN LAS GRÁFICAS, EN LOS PRECIOS. PROVEER SERVICIOS DE MAYOR CALIDAD NO CUESTA NECESARIAMENTE MÁS Y LOS PRECIOS REFLEJAN LOS COSTES, ASÍ QUE EL VALOR SE ESTÁ FILTRANDO A LOS CONSUMIDORES EN FORMA DE EXCEDENTE. SI DEJAS QUE TUS HIJOS VAYAN SOLOS AL PARQUE Y LLEVAN UN MÓVIL PUEDES LOCALIZARLOS CUANDO QUIERAS... PERO ESAS VENTAJAS NO SE REFLEJAN EN PRODUCCIÓN O EN PRECIOS Y ES UN RETO MEDIRLAS"

 
“LA COMPETITIVIDAD DE LAS FINANZAS EUROPEAS NO SE DECIDE EN BRUSELAS”
 
FRIEDRICH HEINEMANN, JEFE DE INVESTIGACIÓN DE FINANZAS PÚBLICAS DEL ZEW
Nº 133 de 12 / 2017

“EL CENTRALISMO NI ES BUENO NI ES MALO. EN EUROPA TIENE SENTIDO DELEGAR DETERMINADOS ÁMBITOS COMO LA DEFENSA Y LA INMIGRACIÓN, AUNQUE ELLO IMPLIQUE INCREMENTAR EL PRESUPUESTO. PERO EL CENTRALISMO EUROPEO GENERA SUSPICACIAS CUANDO BRUSELAS Y LOS ESTADOS MÁS POBRES SE UNEN CONTRA LOS MÁS RICOS PARA EXIGIR EL REPARTO DE MAYORES RECURSOS. LA CONSECUENCIA: RECELOS EN LA ACEPTACIÓN DE EUROPA".

 
“DEBE HABER UN CONSENSO ENERGÉTICO PARA PODER HACER PLANES"
 
SOCORRO FERNÁNDEZ LARREA, CONSEJERA DE RED ELÉCTRICA DE ESPAÑA
Nº 133 de 12 / 2017

"MUY POCA GENTE SABE DE VERDAD A QUÉ SE DEDICA REE, SALVO, ERRÓNEAMENTE, "QUE ES DEL ESTADO" (...) EL 75% DE NUESTROS INVERSORES SON EXTRANJEROS Y DE NOSOTROS VALORAN FUTURO Y POTENCIAL. SABEN QUE LOS ESPAÑOLES SOMOS CAPACES DE LO MEJOR Y DE LO PEOR. Y TRAS LA CRISIS AHORA ESPERAN APROVECHAR EL CRECIMIENTO (...) EL SISTEMA FUNCIONA, Y FUNCIONA MUY BIEN; PODEMOS TENER UN PRECIO ALGO MAYOR QUE NUESTROS VECINOS, PERO A LOS CONDICIONANTES FÍSICOS DE ESPAÑA HAY QUE SUMARLE LOS QUE NOS HEMOS IMPUESTO”

 
“DEBEMOS PROTEGER A LOS TRABAJADORES, NO LOS EMPLEOS”
 
EMMANUELLE AURIOL, MIEMBRO DEL CONSEJO DE LA EUROPEAN ECONOMIC ASSOCIATION Y DE LA UNIVERSIDAD DE TOULOUSE
Nº 132 de 11 / 2017

ES BIEN CONOCIDA EN FRANCIA POR SUS POLÉMICAS PROPUESTAS, POR EJEMPLO, VENDER VISADOS A LOS INMIGRANTES INTERESADOS: "LO QUE ESTAMOS HACIENDO ES HIPÓCRITA: DEJARLES VENIR EN CONDICIONES TERRIBLES, ARRIESGANDO INCLUSO SUS VIDAS, Y EXPLOTARLES CUANDO LLEGAN PORQUE NO TIENEN NINGÚN DERECHO. ADEMÁS, TODOS LOS PAÍSES EUROPEOS TIENEN PROGRAMAS DE VENTA DE VISADOS, ES ALGO QUE YA SE ESTÁ HACIENDO"

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715