Número 126 - Abril de 2017
 
REPORTAJES
 
   
     
“NO HAY UN SISTEMA DE COMPENSACIÓN ADECUADO PARA LOS CONSEJEROS”  
       
 
     
     
     
ARTHUR LAFFER, ECONOMISTA Y AUTOR DE 'LA CURVA DE LAFFER'
 

PABLO PARDO (WASHINGTON) | LAFFER, PADRE DE LA CURVA SOBRE LA QUE SE HA APOYADO LA REVOLUCIÓN FISCAL DEL ÚLTIMO MEDIO SIGLO, ESTÁ DE ACUERDO CON LAS IDEAS FISCALES DE TRUMP: "CREO QUE SU PLAN PARA BAJAR LOS IMPUESTOS ES MUY BUENO. EN POLÍTICA COMERCIAL TENGO DUDAS. NO ME GUSTA SU PROTECCIONISMO Y ESPERO QUE NO LLEVE A CABO SUS AMENAZAS, QUE ESTAS SEAN SOLO UNA TÁCTICA NEGOCIADORA”

   
    Foto: Archivo RC  

TEXTO: PABLO PARDO (WASHINGTON)

Arthur Laffer no ha perdido las ganas de pelea. A sus 76 años insultantemente bien llevados (“tengo buenos genes, y me gusta vivir”) sigue defendiendo la economía de la oferta y su curva. La curva que lleva su nombre. Y una curva que él no recuerda haber trazado nunca en el Hotel Washington, ahora W (el mismo en el que Diane Keaton y Al Pacino protagonizan una de las escenas más memorables de la segunda parte de ‘El Padrino’). Fue en 1974 en una cena con sus amigos Donald Rumsfeld (secretario de Defensa con Gerald Ford y George W. Bush), Dick Cheney (secretario de Defensa con George Bush padre y vicepresidente con el hijo), y el periodista del Wall Street Journal Jude Wanniski. La curva demuestra, de una manera conceptual y pedagógica, que a partir de un determinado tipo impositivo la recaudación baja porque la gente no tiene incentivos para trabajar. En 1978, Wanniski recordó (¿inventó?) la anécdota. Y, con ella, nació la Economía de la Oferta. Y Laffer, que viviría una época de gloria en los ochenta cuando asesoró a Ronald Reagan y a Margaret Thatcher, acababa de acuñar un concepto económico que hoy sigue siendo objeto de debate.

Recientemente, el diario Financial Times publicó un artículo sobre una conferencia que usted había dado en Londres defendiendo a Donald Trump. Al lado del artículo había una columna de Opinión declarando que la ‘curva de Laffer’ y la ‘Economía de la Oferta’ no funcionan en el mundo real. ¿Le sorprendió?

No. La noticia era correcta, aunque el periodista no había estado en la conferencia. Y la columna de Opinión no me sorprendió.

Lo que sí que es cierto es que apoya al presidente Trump.

Desde luego, estoy de acuerdo con sus ideas fiscales. Creo que su plan para bajar los impuestos es muy bueno. En política comercial tengo dudas. No me gusta su proteccionismo y espero que no lleve a cabo sus amenazas, que estas sean solo una táctica negociadora.

Usted es famoso como macroeconomista. Pero es desde hace décadas un inversor. Ha renunciado a puestos en el Gobierno y en universidades de prestigio, pero nunca ha abandonado su actividad como inversor, que es apenas conocida. Cuéntenos un poco sobre ella.

Dirijo fundamentalmente tres empresas. Una es Laffer Investments, que gestiona unos 1.500 millones de dólares [1.400 millones de euros]. ¡Es más que de sobra para una empresa familiar! La fundé en 1967 o 1968 para hacer negocios con General Electric, que ha sido mi cliente más fiel.

¿Es un hedge fund?

¡Al contrario! Nada de inversiones sofisticadas. Todo muy básico.

¿En qué activos?

Normalmente, acciones de empresas cotizadas en el NYSE [la Bolsa de Nueva York], que analizamos también desde el punto de vista macroeconómico. O sea, de arriba abajo, no solo de abajo a arriba.

¿Usa sus teorías macroeconómicas en sus inversiones?

Por supuesto. Tenemos un producto que es un ETF [un fondo cotizado] que aplica todas mis teorías a los países.

 

¿Cómo les ha ido?

Es un negocio muy duro. Es difícil elegir siempre los valores ganadores que van a batir al mercado. Y los clientes siempre quieren retornos mayores que la media.

O sea, que Laffer Investments hace como Warren Buffett.

Sí. Acaso un poco más de trading que él, porque Buffett es inversor de puro valor.

¿Hacen HFT [trading de alta frecuencia, con programas informáticos que compran y venden los mismos títulos decenas o cientos de veces por segundo]?

Somos la antítesis del trading de alta frecuencia. Somos muy aburridos.

¿Y en la recesión de 2007-2009?

Nos fue muy bien. No soy una persona que tome riesgos. Invertimos en países usando fondos cotizados.

Usted dijo que la crisis no iba a suceder. Mantuvo una controversia televisiva memorable con el manager del bróker Euro Pacific Peter Schiff en agosto de 2006 en la cadena CNBC. Schiff dijo que EEUU iba camino de una grave recesión por el exceso de consumo y la falta de ahorro, y usted replicó que la economía “nunca ha estado mejor”.

¿Quiere que le diga con toda honestidad lo que pasó?

No creo que me vaya a escandalizar. Adelante.

Pues que Schiff llevaba haciendo esa previsión durante años. Una y otra vez. Y, si siempre dices lo mismo, vas a acertar algún día.

Igual que Nouriel Rubini y sus predicciones de grandes recesiones.

Exacto. Y, después, escribí un libro titulado ‘El final de la prosperidad’. Ahora bien, ¿lo leyó Schiff? No, por supuesto que no. Pero eso da igual. Ya se había enfadado conmigo.

Y, diez años y medio después de la controversia, díganos: ¿A qué se debió la crisis?

La razón de la crisis fue el exceso de gasto público [que a su vez generó la burbuja inmobiliaria]. Cuando ésta estalló, George W. Bush entró en pánico, y a medida que Obama iba ganando en posibilidades de ganar las elecciones, el mercado se estrelló.

¿A qué se dedican sus otras dos empresas?

Una es Laffer Associates, que fundé con mis propios fondos y ha crecido más allá de lo imaginable. Es una empresa que se dedica a publicar cosas. A mí no me gusta el término ‘newsletter’, pero eso es lo que hacemos. Y la otra es lo que da de comer a mi familia y a las de mis hijos, una compañía que hace lo que yo llamo “búsqueda oportunista”. Eso incluye muchas cosas: inversión del patrimonio familiar… o sea, una ‘family office’, solo que exclusivamente de la familia Laffer y gestionada por la familia Laffer. También hacemos análisis, al margen de los de Laffer Associates, y consultoría. Y luego están mis discursos. Doy unos 80 discursos al año, que son una vía de ingresos muy sólida. A través de esa firma gestiono también mi participación en consejos de administración. A esa empresa le debo mi libertad.

¿En cuántos consejos ha estado usted en su vida?

En alrededor de 80. Ahora mismo estoy en ocho, pero ninguno de una cotizada.

¿Cómo ha sido su experiencia? En EEUU, muchos dicen que los consejeros independientes simplemente están para dar el ‘tamponazo’ a las decisiones de los gestores.

Esa es la realidad. Pero eso no disminuye el valor de los consejeros independientes. Porque estos tienen que decidir cuándo dar el ‘tamponazo’ y cuándo no. Y ahí sí que pueden desempeñar un papel crítico. Yo he dimitido de 3 o 4 consejos por esa razón. En una ocasión hasta llevé a la empresa ante la SEC. Mi abogado me dijo que no lo hiciera, pero no le hice caso. Hoy esa empresa ya no existe, y la SEC sancionó a todo el consejo menos a mí. Ir a la SEC es muy desagradable porque, aunque vayas a informarles de alguna irregularidad, no te reciben precisamente como a un héroe.

¿Por qué fue a la SEC a denunciar a esas empresas?

Porque creo que la confianza es muy importante. Si estás en el consejo, representas a los accionistas. Y cuando fui a la SEC, era porque pensaba sinceramente que las empresas estaban violando las regulaciones.

Pero, al margen de la consideración ética, usted no tenía incentivos, digamos, económicos.

Claro. Ese es el problema. Un consejero en EEUU recibe opciones sobre acciones. Así que solo ganas dinero cuando el precio de la acción sube. Si vas a la SEC, estás haciendo lo correcto, pero te cuesta dinero. No hay un sistema de compensación adecuado para los consejeros. Observe el caso de Martha Stewart [una estrella de la televisión que fue a la cárcel por operar con acciones de su empresa Martha Stewart Omnimedia]. Compró y vendió acciones en función de información pública, pero pensó que lo que estaba haciendo era ilegal, así que mintió a los investigadores. Y eso es lo que le costó ir a prisión Es una muestra de los riesgos que la gente puede tomar cuando tiene incentivos erróneos.

 
 
* Puede continuar leyendo este artículo, suscribiendose a la Revista Consejeros.
 
OTROS REPORTAJES
 
“ESTUDIAN UN CAMBIO PLANIFICADO Y SUAVE PERO A RUSIA ESTE SISTEMA AUTORITARIO LE VA BIEN"
 
ROSTISLAV ORDOVSKY, PRESIDENTE DE ROSINTER
Nº 129 de 7 / 2017

“AL PRINCIPIO NO HABÍA LEY. O CAMBIABA CADA AÑO, CADA MES. LA MAFIA EXISTIÓ, Y EN LOS 90 SE PRODUJO EL MAYOR TRASPASO DE PROPIEDAD DE LA HISTORIA: EN CINCO AÑOS SE TRASPASARON PANADERÍAS, METALÚRGICAS... ASÍ SURGIERON LOS MILLONARIOS, EL MÁS LISTO O EMPRENDEDOR SE QUEDÓ CON MÁS Y TODO EL MUNDO PUDO OBTENER, AL MENOS, UNA PROPIEDAD, SU CASA", EXPLICA ESTE EMPRESARIO VENEZOLANO QUE HA LLEVADO A LA BOLSA SU CADENA DE RESTAURANTES

 
“EN 2016 HABÍA AL MENOS UNA MUJER EN CADA CONSEJO DEL IBEX 35; EN 2017, NO”
 
NÚRIA VILANOVA, CONSEJERA INDEPENDIENTE DE AZKOYEN
Nº 129 de 7 / 2017

NÚRIA VILANOVA, QUE CUMPLE UN AÑO COMO CONSEJERA INDEPENDIENTE DE AZKOYEN, CREE QUE “LA LABOR DE UN CONSEJERO NO CONSISTE SOLAMENTE EN VIGILAR O APORTAR IDEAS. DEBE TRABAJAR POR LA COMPAÑÍA, AYUDAR A QUE TENGA MÁS CLIENTES, A QUE AFRONTE PROCESOS DE INNOVACIÓN Y GLOBALIZACIÓN”

 
“SOMOS EL ÚNICO PAÍS DE EUROPA SIN UNA NORMA SOBRE CUALIFICACIÓN DEL ASESOR FINANCIERO”
 
JOSEP SOLER, PRESIDENTE DE EFPA EUROPA
Nº 128 de 6 / 2017

“LA CULTURA FINANCIERA HA DE LLEGAR A LAS ESCUELAS, Y A MUCHOS COLECTIVOS COMO LOS COLEGIOS PROFESIONALES. Y DEBE ESTAR EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN. DEBERÍA PREOCUPARNOS MUCHO MÁS. ES UNA OBLIGACIÓN DE TODOS. UNA CIUDADANÍA CON MEJOR CULTURA FINANCIERA ES UNA CIUDADANÍA QUE ENTRA EN MENORES CONFLICTOS –POR EJEMPLO, CON EL ENDEUDAMIENTO-, QUE SE DEFIENDE MEJOR DE LAS MALAS DISTRIBUIDORAS FINANCIERAS...”

 
“LAS CRISIS SON LA ÚNICA VÍA PARA BUSCAR LA MÁXIMA EFICIENCIA”
 
JESÚS MARÍA HERRERA BARANDIARÁN, CONSEJERO DELEGADO DE CIE AUTOMOTIVE
Nº 128 de 6 / 2017

“EN 2008 LA ÚNICA INDUSTRIA DE ENSAMBLAJE DEL AUTOMÓVIL EN LA QUE CRECIÓ LA PRODUCCIÓN FUE LA ESPAÑOLA. FUIMOS EL ÚNICO PAÍS DE EUROPA DONDE NO SE CERRARON PLANTAS (..) LAS CRISIS SIRVEN PARA QUE DEDIQUEMOS TODOS LOS ESFUERZOS EN MEJORAR LA CADENA PRODUCTIVA. AQUÍ SIEMPRE ESTAMOS VIVIENDO CRISIS. EN 2008 EMPEZAMOS A TENER PROBLEMAS EN EUROPA: AHORA EUROPA ES UNA JOYA PARA NOSOTROS. EN BRASIL, DONDE CAYÓ MUCHÍSIMO LA PRODUCCIÓN, CRECEMOS AL 35%. NO HA HABIDO CRISIS DE LA QUE NO HAYAMOS SALIDO REFORZADOS”

 
“LA BOLSA ESPAÑOLA ESTÁ HOY ESPECIALMENTE BIEN VISTA FUERA: TIENE UN DESCUENTO SUPERIOR A LAS DEMÁS”
 
JAUME PUIG, DIRECTOR GENERAL DE GVC GAESCO GESTIÓN
Nº 127 de 5 / 2017

“HACE NUEVE MESES QUE LA BOLSA EUROPEA LO HACE MEJOR QUE LA NORTEAMERICANA. EL IBEX OFRECE UNA COMBINACIÓN DE FACTORES MUY BUENA Y UN INCENTIVO DISTINTO AL RESTO DE LOS MERCADOS EUROPEOS, QUE ES SU GRAN EXPOSICIÓN A LATINOAMÉRICA. HOY EL IBEX TIENE UNA VALORACIÓN FUNDAMENTAL DE 13.200 PUNTOS ASÍ QUE, DESDE NOVIEMBRE, HEMOS CERRADO EL 43% DEL DESCUENTO ACUMULADO EN LAS VALORACIONES QUE TIENE EL ÍNDICE”

 
 
 
 
 
consejeros
© Consejeros del Capital Social CDC Group - Avenida de América 37 - 6ª planta Edificio Torres Blancas 28002 Madrid - Teléfono 0034 915 155 715